viernes, julio 15, 2005

¡Toros!


Personalmente, no soporto una corrida de toros. Ni por televisión. Para mí, es imposible olvidar que un animal está sufriendo, no lo soporto. Es un ritual de muerte, homenaje donde el festejado sale muerto y estas épocas no están para eso. Pero hay algo en toda esta fiesta, que es terriblemente atractivo para mí, el hecho de que el mundo hispánico está contenido en esta fiesta. Como cultura erótico-tanatofílica, como reconocimiento de las pulsiones que la Era Moderna quiere negar en nosotros, haciéndonos seres apolíneos y perfectamente planos, la fiesta brava es representativa.
Conjeturo que nada es de a gratis, que nada está puesto al azar. Todo está pasado por la mano de la cultura, todo está barrocamente tergiversado. La virilidad del toro, la fuerza, el traje apretado en las nalgas curveadas del matador. El matador lo es porque se entrega a la posibilidad de la muerte con la bestia ¿Cuál es la mejor manera de morir para un torero?. Hombría brillante que no cede ante los embates de un toro enorme. ¿Quién criaría toros de lidia si no hubiera fiesta? ¿Cuál es la mejor manera de morir para un toro bravo? ¿Paciendo en el llano? No, luchando, claro, luchando hasta el último aliento y así, la fiesta se convierte en parábola de cómo la vida debe ser, por eso el toro, en su fiereza y su defensa heroica, representa una lección vital de la bestia a los humanos. Quisiera tener el arrojo de un toro, crecerme ante la adversidad, ante el dolor, ante la muerte inexorable.
El torero debe ser bello. Nada de gorduras, nada de desgarbo. Masculinidad liviana contenida en traje de luces. Porque el toro no merece desaires, hay que estar a la altura. El torero ama al toro, como un ritual de cortejo mortal. Como lo que se hace todos los días, con la actitud que se debiera tener. Mujer, como soy, me gustaría un cortejo igual, un cortejo hipnótico, rojo y voluptuoso del que no saliera ilesa, víctima de una seducción fatal, culminando en la pequeña muerte.
Me gustan los pasodobles, me gusta la fiesta, el rito en sí, aunado al catolicismo y a la vez, la suerte. Los tiempos cambian y las apreciaciones también, pero no esperen otra cultura capaz de semejante mezcla, no la encontrarán. Juicios de valor vienen y van y a mí me sigue fascinando el mundo hispánico, lo latinoamericano, lo que para otros es barbarie y fenómeno multitudinario, abigarramiento y explosión delirante, es para mí el total reconocimiento de que, como decía Cioran " el gran logro de la cultura barroca fué entender que el vértigo, es el clima moral del hombre."

Comments:
Coincido, mas creo que es algo desleal la pelea para el toro. Me hiciste recordar una frase, "Se Crece al castigo, es de Casta"
Por el post, eres mi heroina, donde sacas esas palabras, me dieron ganas de cambiarme de carrera.
 
¡ooooooooooooole matadora! a mi juicio merece usted orejas y rabo por su afortunadísima descripción-interpretación de la tan controvertida fiesta.
saludos
 
Me parece muy bueno que a pesar de que no te guste ni compartas la aficion a la fiesta, la sepas entender,algunos la critican sin saber de que se trata, sobre tu preguna de cual es la mejor forma de morir de un torero? estoy seguro que es entrando a matar, ahi es donde se igualan las condiciones entre los dos
saludos
 
Solo tengo tres palabras WOW, excelente post, y bienvenida de ragreso, felcicidades por ti
 
Mientras no me como al animal resulta cruel?
 
No, Manuel también cuando te lo comes, pero no sufre tanto. Qué le vamos a hacer, no nací para vegetariana pero tampoco para trabajar en un rastro. Saludos.
 
es la mejor apología de la tauromaquia que haya podido escuchar;
 
GES, déjeme decírselo vía telefónica y verá cómo se escucha.
No es cierto, muchas gracias.
 
q barbara wendy

no hay mejor descripcion ni lectura tan agil como esta

me sorprende lo bien q escribes

de verdad!!!

pd no me gustan los toros
 
Habría que darnos una vuelta por los humanísticos rastros de la HHH Ciudad de México y sacar cuentas...
 
Tienes razon... la corrida de toros tiene mucho de seduccion... de pasion... pero a mi me sigue chocando la forma en que mueren esos pobres animales... no me gusta verlos sufrir, por eso siempre me abstengo de ir, y vaya que mis compañeros de trabajo conviven muy bien en la plaza, durante las corridas. Besillos...
 
ahhh!... que refrescante tenerla en las andadas de la blogosfera.

¿se puede describir el toreo de forma mas romantica?
Atrevanse a mentir y digan que no.

A pesar que no es de mi agrado la fiesta taurina, me la engalano de forma que me es imposible no caer en los encantos de la fiesta... y de los suyos claro esta.

Saludos Maja!, y Ole!
bueno... Saludos y ya.
 
Es la necesidad del hombre de sentirse más que un animal... como si con la contaminación ambiental que producimos no fuera suficiente que somos más brutos que cualquier animal que se conozca.
 
HUY, QUE TEMA...

TU LO DIJISTE EL TORO BRAVO NO ES CUALQUIER TORO FUE CREADO ESPECIFICAMENTE PARA PELEAR Y MAS ALLA DE CUALQUIER COSA ESTE TORO GUSTA DE PELEAR, POR ESO SE CRECE AL CASTIGO.

EL TORERO ES UN SER HUMANO COMO TODOS Y NUNCA BUSCA, NI PIENSA EN UNA MANERA DE MORIR, DETRAS DE EL HAY HIJOS, PADRES, ESPOSA,AMIGOS Y UNA ILUSION MUY GRANDE POR QUERER SER ALGUIEN DENTRO DE LA FIESTA.

EL BUSCA VIVIR, TRIUNFAR Y SER FIGURA DE EL TOREO.
EN UN TORERO NO EXISTE LA HOMBRIA, SI NO TODO LO CONTRARIO, EL DIA DE LA CORRIDA POR LA MAÑANA EN EL HOTEL, ES EL HOMBRE MAS SOLO SOBRE LA FAZ DE LA TIERRA, SE SIENTE UN MIEDO ATROZ, NO SE SABE SI UNO TENDRA LA FORTUNA DE REGRESAR, AUQUE SEA A UN HOSPITAL CON UNA CORNADA BESTIAL PERO OJALA Y SE REGRESE, PASAR 4 HORAS RESANDO, PIDIENDOLE A DIOS LA OPORTUNIDAD DE SALIR CON VIDA NO ES FACIL.

CUANDO ESTAS EN EL PATIO DE CUADRILLAS QUISIERAS NO SER TU, EL CORAZON LATE IMPRESIONANTEMENTE, ESTANDO EN EL BURLADERO ESPERANDO A QUE SALGA EL TORO QUE TE TOCO EN SUERTE YA SEA TU PRIMERO, TU SEGUNDO Y EN MUCHAS OCACIONES HASTA UN TERCERO, HAY PANICO DENTRO DE TI, LAS MANOS TIEMBLAN AL IGUAL QUE LAS RODILLAS, EN LA BOCA PARECIERA QUE YA NO EXISTE LA LENGUA, EN VEZ DE ESTA SE SIENTE ALGO ASI COMO UNA PIEDRA POMEX, ES TAN IMPRESIONANTE EL MIEDO QUE LA BOCA DEJA DE PRODUCIR SALIVA, YA DELANTE DE LA CARA DE EL TORO NO ERES TU,NO TIENES UN NOMBRE, NI UNA VIDA EN ESE MOMENTO SOLO ERES UN MATADOR DE TOROS, TIENES QUE PENSAR COMO TORO PARA ASI ENTENDERLO Y SABER POR QUE LADO SE LUCE EL BUREL.

LA HOMBRIA NO COMULGA CON EL MIEDO, GRACIAS POR ESTE POST, EN MI MUY PARTICULAR PUNTO DE VISTA ES UN HOMENAJE A TODOS AQUELLOS QUE SE JUEGAN LA VIDA HASTA EN 5 VECES A LA SEMANA, ERES IMPRESIONANTE WENDY.
BESOS.

" LA FIESTA BRAVA, LA MAS BELLA DE TODAS LAS FIESTAS".
 
lindo blog...... estaba de visite y entre sin preguntar..
cuando tengas un tiempo visitas el mio..

gracia spor compartir tu blog..

atte
 
A mí me gustan los toros, lo que no me gusta es que los maten =P.

Vengo de familia torera. Mi primo es el matador Antonio Bricio (www.antoniobricio.com) y también lo han sido Alberto, Diego y otros tantos de mi lado Villalobos. Es chistoso que en las reuniones de familia a veces algún invitado ajeno a la misma preguntará si está presente el "antonio bricio" famoso, a lo que cualquiera de mis parientes contestará "El guitarrista, el pianista, o el Torero"


A Cava sin duda le gusta la fiesta. A mi me gusta escucharlos -y leerlos, vaya- expresarse tan románticamente acerca del tema. La hombría, el coraje, la valentía. Que si el toro es no se qué y que si nació para luchar. Me parece muy romántico todo el asunto.

Recuerdo aquello de Miguel Hernández:

Como el toro he nacido para el luto
y el dolor, como el toro estoy marcado
por un hierro infernal en el costado
y por varón en la ingle con un fruto.

Como el toro lo encuentra diminuto
todo mi corazón desmesurado,
y del rostro del beso enamorado,
como el toro a tu amor se lo disputo.

Como el toro me crezco en el castigo,
la lengua en corazón tengo bañada
y llevo al cuello un vendaval sonoro.

Como el toro te sigo y te persigo,
y dejas mi deseo en una espada,
como el toro burlado, como el toro.

 
Mi vértigo adrenalínico lo hago en la avenida que está ubicada detrás de mi hogar. A diario lidio con los automovilistas que cual toro se avalanza para destrozar a su victima. Yo sin traje y sin luces, con panza y desalineado he podido vencerlos, hasta la fecha
 
Hola Wendy!
Me encanto la manera en como hablas de esto de las toreadas. Yo las odio, las odio con toda el alma por el sufrir del toro, y nunca habia reparado en lo que cuentas...
Un abrazo!
 
La Fiesta Brava jamas me ha llamado la atencion; creo que mis gustos son un poco mas "sobrios". Sin embargo, lo que explicas de la fiesta me hace entender un poco por que a mucha gente le gusta.
Besos y abrazos.
 
ni asi me gustan las corridas de toros
 
Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?