martes, mayo 03, 2005

Como los toros: "me crezco ante la adversidad"

Acabo de ver a mis hijas en la celebración del día de las madres ¿a quién se le ocurre celebrar el día de las madres el mismo día que se celebra a los artesanos de la construcción? No lo sé, pero estoy entre contenta y apendejada porque ayer fué un día largo y contradictorio, porque los últimos días no he podido dormir y me despierto a las cuatro de la mañana y acabo el día a las diez, no me da hambre y como mal, me duele la cabeza. A lo mejor por eso ayer no me dió la gana pintarme, me puse una blusa gris-negra como de mi abuela y un pantalón negro. Ropa interior negra. Zapatos y calcetines negros, claro. Y así de ese color traía el humorcito cuando llegué al curso para las revistas, el cual ha resultado muy bueno y muy útil para mis fines. Así que no se me hizo raro que un tipo me preguntara, cuando discutíamos algo, que si hace diez años que había dejado la universidad. No (pendejo, estúpido comemierda) que te pasa, a los diecisiete no estaba en la universidad. Y luego el maestro me preguntó si tenía cuarenta años. Me enfurecí. No, tengo veintisiete. ¡Qué padre ¿no?! (No, pendejito, ve y chinga a la madre que te parió, imbécil)
Ese maldito coraje, aunado a que desayuné leche entera, me causó diarrea. El baño del salón es del tamaño de mi sala entera. Hay un editor porno (que nos llevó sus revistas, una gay y una hetero) un españolito resentido de bastante buen ver que hará un festival de cine, dos reporteros de revista, un fotógrafo que odia a los argentinos que vinieron a quitarle el trabajo y los más diseñadores gráficos. Y yo.
Cuando dieron el receso, moría de hambre y necesitaba algo. Salí y detrás de mí una diseñadora que me salvó la vida. Ella iba a mover su coche. Me acompañó a la tienda, y yo muy estúpida como siempre, tomé una sincronizada, la abrí y la metí al horno. Al quererla pagar, me dí cuenta de que no traía un centavo. Me moría de vergüenza hurgando en la bolsa y ya había abierto el maldito empaque. No me alcanzaba, no traía ni para irme a mi casa.
Ella, amablemente, me prestó. Con eso, tenía para mi casa me dió coraje ser tan imbécil, al tiempo que pensé que andar sin un maldito centavo era una horrorosa visión profética del futuro.
Ya de regreso al salón, dije ahora sí va la mía, cabrones. Regresé reloaded. Uno de los pendejetes criticó la revista porno del editor. Dijo que se le hacía vulgar el diseño, de mal gusto. Que él no consumía porno y demás moralinas estúpidas propias de un tapiado mental, no de un diseñador. Yo defendí al editor porno y cual espadachín, deshice sus argumentos. El maestro me dijo que si consumía porno. Le conté que ví revistas porno de mis tíos desde los diez años. Que tenía un proyecto para revista de ese corte, que ya no pensaba llevar a cabo. Y le señalé al editor faltas de ortografía y otras fallas que ví por ahí, mamadas de mi estilo dogmático de infancia, que tantos enfrentamientos me han causado.
Le caí bien al editor y al españolito, quien me pidió un asunto que puede redituarme algo bueno con él y su festival de cine fantástico y de terror. Y me fui con el gay editor porno rumbo al metro. Nos caímos bien, platicamos y le dije que puedo ayudarlo con algunas cosas, como potencializar las reseñas de las películas. Me dijo que me iba a dar un megapack con las películas que están por estrenarse, que las viera con toda tranquilidad en casa, y le pasara luego las reseñas. Y que me podía regalar artículos de sexshop a cambio de mi trabajo -Te voy a dar unos lubricantes de sabores, padrísimos, me dijo. Pídeme lo que quieras. Le hice un pedido especial y pormenorizado de los artículos y por supuesto, no los voy a decir aquí, bueno, aquí va: Una peli de Nacho Vidal. Y más cosas, a ver si no acabo con las nalgas electrocutadas, pero a estas alturas, cualquier cosa puede pasar.
Y nos fuimos como grandes cuatachas, abrazadas y todo.
Estoy en edad de joderme y partirme la madre por mi familia, no de conmiserarme. Y lo voy a hacer. Necesito salir de aquí, necesito creer que puedo hacer algo más, necesito huevos, trabajo y dinero para mis hijas: no para gastármelo en lucecitas y cortes para el pelo que me hagan ver joven, ni en spas, ni en viajes y gimnasios y dar por mi blog consejos para meter la panza y gastar en camaritas digitales con filtro para mi fea cara y para enseñar mis tetas y culo por internet a gusto y dar consejos sobre cómo tenerlas buenas. Porque algún día las hijas tendrán mejores nalgas y tetas que su madre y espero que cuando eso suceda, con esa generosidad que la caracteriza, también esa "mujer" haga favor de compartírnoslas.
***
Y las aventuras de Encarnación después, porque juro que si lo escribo ahora, Encarnación mata con una motosierra a todos, hasta a Nacho Vidal. Menos a Cerati, claro.

Comments:
Acabo de darme cuenta que ese mentado blog ya no existe. Lástima, porque tenía ganas de pelearme.
 
Te lees enojada, espero que tu situación cambie en el futuro proximo, siempre he creido que el hombre no es para quedarse inmobil en un lugar; digo, espeto a los que encuentran la felicidad donde estan pero si no es asi, ni modo a volar, se que es dicifil encontrar valor para lanzarse solo, dimelo a mi que tambien me preocupa lo mismo, pero se mejor, que es lo que quiero para mi y para mi familia, y ni modo si cuando llegue al mundo se habia a cabado la de fideos, que me queda. saludos, y que te sea leve.
 
Cierro la boca con lo de Encarnación.
 
no, no la cierres, x favor.
 
Ay Wendy no inventes, no te ves vieja para nada. Fijate como son las cosas! Cuando yo andaba con mi ex e ibamos al super, siempre me decian señora (imaginate! tanto esfuerzo para nada, tu me entiendes). Cuando cortamos recobre mi juventud. Todas tenemos nuestros dias de que nos calculen mas edad...
ANIMO!
 
Solo fué un mal día, que además supiste enfrentar y doblegar. No cualquiera revierte un mal rato a su favor. Arriba ese ánimo, gracias por tu post del que se pueden sacar cosas buenas.
Muchos saludos.
 
como que ustedes me quieren mucho o yo estoy muy loca. Gracias plenu y Raquel, pienso seriamente que me rejuvenecería cambiar de pareja.
 
Wendy, no te sientas mal por lo que digan esos pendejos del taller. Sigue mentandoles la madre cada que puedas ya sea con una sonrisa o con una critica durante la clase. Desde aca de echo porras.
WENDY, WENDY!!
 
Gracias nena, seguro voto por tí, con las tranzas electorales de la escuela mexicana priista, que desde luego pienso aplicar
 
Wendy, la edad esta en el corazón y viendo la forma en que tu escribes, me imagino que tu corazon es tan fuerte, tan animoso, tan entregado... tu corazon es como el de una jovencita... esa eres tu. Sigo siendo tu fan, me agrada mucho leerte!!!
 
Como me hiciste reir con la última parte de tu post. Lástima que ya quitaron el blog, porque ya que habías empezado yo quería también hacer algunos comentarios. Creo que estuvo fuerte lo que le pasó a toda una mujer...
 
¿qué le pasó a esa vieja, marcelita? ¿la bloquearon o ella sola se hizo harakiri?Digo, era una mujer mediocre, pero peligrosa no.
 
Yo tambien estoy intrigada, que le paso a la mugay; perdon, mujer?
 
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
 
No se qué le pasó a la doña. Sé que un día quitó la opción de poner comentarios en su blog y explicó que cada quien dice lo que vive y que no tienen porqué decirle de cosas... pero no supe qué cosas ni quién le dijo (prometo que yo no fui!!). Y después de eso ya no daba acceso a su blog, tons asumo que ella lo quitó. Si me pareció raro porque estaba encantada con el concurso... sabe
 
Acabo de ver que ya se salió del concurso también!! Que chismosa, ¿pero qué habrá pasado???
 
Hagamos posteos sardónicos al respecto. Propongo que Encarnación y ella se encuentren y de un caderazo, la otra se vaya de bruces contra el manubrio de una bicicleta fija y se rompa el hocico.
Pobrecita, si tan leoncita pues a defender lo que piensa. Así de fácil.Hubiera podido decir que todas las otras somos unas celosas muertas de hambre o algo así.
Voy a extrañar sus tetas y nalgas, no es posible,a este paso, van a sacar a todas las bellas de la
blogósfera. No hay respeto a la felicidad ajena joi joi joi. Por cierto, ¿cómo se denuncian blogs nazis? el GES encontró uno y no lo han bloqueado...
 
La mujer en cuestion se lo busco por andar hablando siempre de sus nalguisimas en un sitio publico. Y como dice Wendy, si de verdad era tan macha pues se hubiera aguantado no?
Yo creo que despues regresa con un blog nuevo porque como que si disfrutaba bastante andar de exhibicionista.
 
Yo la verdad me divertía con ese blog, después de que me sorprendí, me dio envidia, me dio coraje y me dio pena ajena, me divertía. En fin otra historia será la de ella y no creo que nos toque verla (ni por morbo).
 
Finalmente, nalgas sobran en la web
 
Y para muestra: miss bloguita. Ja!
 
Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?