lunes, febrero 21, 2005

Cerdo Burocrático

Estoy ofendidísima, no es posible tanta mala onda con nosotros ( mi esposo y yo). El viernes tenía que llevarle un acuerdo a mi jefe para que lo firmara (hasta el Centro Libanés). Me fuí sin dirección (no me la dieron), no sabía dónde estaba y mi esposo me llevó. Nos fuimos en coche, por supuesto.No me dieron un quinto para pasajes. Aclaro, no es mi trabajo, lo mío es el archivo. Regresamos al Instituto tardísimo por el tráfico y mi esposo tendría problemas por llegar a esa hora (trabajamos en el mismo lugar pero distintas áreas). Resolvió faltar ese día y por solidaridad, entregué el papel firmado y me fui con él. Hoy vengo y hago otro favorcito: el depósito de mil pesos a la cuenta de mi jefe. Odio hacer favores personales, porque cuando le dije a the boss que si me firmaba la omisión de salida del viernes, para evitar el descontón del día,me dijo por medio de su secretaria que no. Le dije que no quiero dinero del pasaje, que prefiero que me dé el poder de su firma. No.
A mi esposo le dijeron que si vuelve a faltar, le levantarán un acta administrativa.
Y claro, el descuento doble...y el dolor de muelas, también.

Comments:
Eso es terrible de las instituciones, no sólo las de gobierno, todas. Son buenos para pedir favores y hasta lo hacen parecer que es tu obligación, ya eso es el colmo!
 
asi es querida, la ley de la vida; asi son todos los trabajos que se sostienen sobre cualquier jerarquia; los rusos le dedicaron bastante de su literatura al problema; yo digo que es una cuestion del ser humano y que tan abyecto y cerdo es; mejor limitarse a ahcer tu trabajo y solo meterlo todo a algo de loq ue realmente esperes algo.

un beso, y un abrazo
 
Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?